Ahora Holanda se enfrenta a elecciones cruciales

0
24

El país se encuentra midiendo su radicalismo frente a unas elecciones cruciales: el ultraderechista Wilders reclama ser el candidato preferido por los ciudadanos.

Especial.- Así como sucedió con Estados Unidos en las elecciones de noviembre del año pasado, Holanda ahora tiene en sus manos decidir mucho más que su próximo gobierno: su identidad futura como país.

Durante décadas, la línea de actuación de su ciudadanía ha sido ejemplo de conciliación, convivencia y tolerancia. Sin embargo, ahora Geert Wilders, líder neofascista de la extrema derecha holandesa y gran exponente de radicales centroeuropeos, ha estado dejando en la sombra a la figura de Mark Rutte, el actual primer ministro del país.

El auge del discurso abiertamente islamófobo y racista de dicho candidato preocupa mucho dentro y fuera de Holanda, pues de formas elegantes y palabras populistas, Wilders se ha ganado al electorado más humilde del país, el cual desconfía y desprecia la llegada masiva de los inmigrantes año con año y ahora rechaza la creciente cultura islámica en las grandes ciudades holandesas.

Hasta hace unas semanas, Wilders encabezaba los sondeos y ha sabido hacerse fuerte aprovechando el descontento del votante, ganando así terreno a las fuerzas tradicionales.

Por otra parte, Rutte se encuentra recuperando algo de terreno en la recta final de la campaña, aunque no ha logrado acabar de re-enganchar a los grandes nichos de votantes de las afueras de las urbes. El candidato, en la misma situación de minoría que Wilders, tendrá que buscar aliados para mantenerse en el cargo que ocupa. Aquí, entrará una pléyade de fuerzas liberales y izquierdistas que podrían hacer valer su posición de fuerza para intentar rescatar su poder y decisión tanto en el Parlamento como en el futuro y posible puesto como Ejecutivo.

Sea como fuera el resultado que se arroje próximamente en las urnas holandesas, el hecho de que Wilders y su discurso neofascista se hayan convertido en una fuerza a batir en las urnas ya habla mucho por sí mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here