Iglesia se mantiene al margen en temas políticos

0
18

Figuras de autoridad en la Iglesia tomaron como aprendizaje este encuentro para saber sobre la participación de la palabra en temas políticos

Ciudad de México.- Con las campañas electorales de este año arrancando, la Iglesia Católica ha decidido mantenerse al margen con las opiniones o cuestionamientos que llegaran a surgir en relación.

Fue al menos de medio centenar de voceros de la Iglesia católica los que se reunieron en Lago Guadalupe, Cuautitlán Izcalli, con el fin de llevar a cabo un encuentro en el se abordarían los temas de saber cuándo y cómo opinar al respecto de los temas políticos.

En la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano, al rededor de cincuenta prelados, desde obispos hasta sacerdotes, incluidas algunas religiosas, tomaron el seminario denominado Vocería y Manejo de Crisis.

Dicho encuentro es coordinado por la consultora “Estrategia”, la cual además de orientarlos en temas de política, se les habló sobre temas de pederastia e inseguridad.

En los documentos entregados en el encuentro que se llevó a cabo la semana pasada, los consultores subrayaron que “los ministros de culto de la Iglesia Católica gozan de los derechos a la libertad religiosa y a la libertad de expresión. Sin embargo (…) estos derechos no son absolutos y deben respetar los límites establecidos por la Constitución.

“El equilibrio entre la acción pastoral para orientar a los fieles y el respeto a los alcances de la Ley”, dice el documento, “requiere de un ejercicio de prudencia no sencillo”, puntualizó.

En entrevista, uno de los participantes del seminario (anónimo) comentó que es de suma importancia asumir un pael objetivo a la hora de hablar o expresar opiniones, sobre todo tratándose de temas electorales

“Como Iglesia no sabemos manejar las crisis desde el principio. No sólo en el caso de declaraciones polémicas, sino en el tema de los abusos sexuales o cuando enfrentamos un ataque a un sacerdote”, comentó la fuente. “Al no saber manejar esas situaciones a veces terminamos dañando más a la víctima, e incluso contraviniendo el debido proceso”, indicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here